Enfermedad de las arterias carótidas

¿Qué es la enfermedad de las arterias carótidas?

Las arterias carótidas son los vasos sanguíneos principales que envían sangre y oxígeno al cerebro. Cuando estos vasos se estrechan, se habla de enfermedad de las arterias carótidas. También se puede llamar estenosis de las arterias carótidas. La causa del estrechamiento es la aterosclerosis. Esto es la acumulación de depósitos grasos, calcio, tejido fibroso y otros restos celulares que recubren el interior de la arteria. La enfermedad de las arterias carótidas es como la enfermedad de las arterias coronarias (arteriopatía coronaria). Esta enfermedad produce una acumulación en las arterias del corazón. Eso puede causar un ataque al corazón.

La enfermedad de las arterias carótidas reduce la circulación de oxígeno al cerebro. El cerebro necesita un suministro constante de oxígeno para funcionar. Hasta una breve interrupción del suministro de sangre puede producir problemas. Las células cerebrales empiezan a morir apenas unos minutos después de faltarles sangre u oxígeno. Si el estrechamiento de las arterias carótidas es lo bastante grave como para que se bloquee la circulación de la sangre, puede provocar un ataque cerebral. Si una porción de esa placa se desprende, puede bloquear la circulación de la sangre que llega al cerebro. Esto también puede provocar un ataque cerebral.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad de las arterias carótidas?

La aterosclerosis es la mayor causa de la enfermedad de las arterias carótidas. Cuando hay aterosclerosis, se acumulan depósitos de grasa, calcio, tejido fibroso y otros restos celulares alrededor de las membranas que recubren las arterias. Esto se denomina placa. La placa hace que se estreche el lado interior de las arterias. Esto disminuye la circulación de la sangre o bloquea por completo la circulación de la sangre al cerebro.

¿Quiénes están en riesgo de tener la enfermedad de las arterias carótidas?

Los factores de riesgo asociados con la aterosclerosis incluyen los siguientes:

  • Tener edad avanzada

  • Ser varón

  • Antecedentes familiares

  • Su raza

  • Factores genéticos

  • Colesterol alto

  • Presión arterial alta (hipertensión)

  • Tabaquismo

  • Diabetes

  • Sobrepeso

  • Comer alimentos con mucha grasa saturada

  • Falta de ejercicio físico

Estos factores aumentan el riesgo de una persona, pero no siempre son la causa de la enfermedad. Conocer los factores de riesgo puede ayudarlo a hacer cambios en el estilo de vida. Puede colaborar con su proveedor de atención médica para disminuir las probabilidades de enfermarse.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de las arterias carótidas?

Es posible que la enfermedad no presente síntomas. En algunos casos, el primer signo de la enfermedad es un ataque isquémico transitorio (AIT) o un ataque cerebral.

El AIT es una pérdida repentina y temporal del flujo sanguíneo a una parte del cerebro. Por lo general dura de unos minutos a una hora. Los síntomas desaparecen por completo en menos de 24 horas. No hay efectos permanentes. Si los síntomas persisten, se trata de un ataque cerebral. Entre los síntomas de un AIT o de un ataque cerebral se encuentran los siguientes:

  • Debilidad repentina o torpeza al usar un brazo o una pierna de un lado del cuerpo

  • Parálisis repentina en un brazo o una pierna de un lado del cuerpo

  • Pérdida de la coordinación o del movimiento

  • Confusión, pérdida de la capacidad de concentración 

  • Mareos, desvanecimiento o dolor de cabeza

  • Entumecimiento o pérdida de la sensibilidad en la cara, en un brazo o en una pierna

  • Pérdida temporal de la vista o visión borrosa

  • Incapacidad de hablar con claridad o arrastrar las palabras

Pida ayuda médica de inmediato si usted o un ser querido tienen alguno de estos síntomas. Un AIT puede ser una advertencia de que va a ocurrir un ataque cerebral. Pero no siempre hay un AIT antes de un ataque cerebral.

El AIT y el ataque cerebral presentan los mismos síntomas. Un ataque cerebral es la pérdida de flujo sanguíneo (isquemia) al cerebro que dura lo suficiente como para provocar daño cerebral. Las células cerebrales empiezan a morir apenas unos minutos después de faltarles oxígeno.

Los efectos posteriores de un ataque cerebral dependen la ubicación en el cerebro que tuvo la pérdida de flujo sanguíneo y el tamaño de esta. Esto puede incluir problemas con lo siguiente:

  • Movimiento

  • Habla

  • Pensamiento

  • Capacidad para recordar

  • Función de los intestinos y la vejiga

  • Alimentación

  • Control emocional

  • Otras funciones corporales vitales

La recuperación también depende del alcance y del lugar en el que se produjo el ataque cerebral. Un ataque cerebral puede causar problemas permanentes, como la debilidad en un brazo o una pierna. Puede provocar parálisis, pérdida del habla o incluso la muerte.

Los síntomas de la enfermedad de las arterias carótidas pueden ser parecidos a los de otros problemas de salud. Consulte con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de las arterias carótidas?

Su proveedor de atención médica le preguntará sobre sus antecedentes médicos y le hará una exploración física. Tendrá que someterse a pruebas. Entre ellas, se incluyen las siguientes:

  • Escuchar las arterias carótidas.Para esta prueba, el proveedor de atención médica coloca un estetoscopio sobre la arteria carótida. Esto se hace para comprobar si hay un sonido llamado soplo. Este sonido se produce cuando la sangre pasa por una arteria que se ha estrechado. Un soplo puede ser un signo de aterosclerosis, pero la arteria podría estar enferma y no hacer este sonido.

  • Ecografía doble de carótida. Esta prueba se hace para evaluar la circulación de la sangre en las arterias carótidas. Una sonda llamada transductor envía ondas de sonido ultrasónicas. El transductor también funciona como un micrófono. Se lo coloca sobre las arterias carótidas en determinados ángulos y ubicaciones. Las ondas de sonido pasan por la piel y por otros tejidos corporales hasta llegar a los vasos sanguíneos. Las ondas de sonido hacen eco en las células sanguíneas. El transductor envía las ondas a un amplificador. Su proveedor de atención médica puede escuchar las ondas de sonido. Un sonido débil o ningún tipo de sonido pueden indicar que el flujo sanguíneo está obstruido (bloqueado).

  • Resonancia magnética. En esta prueba se utilizan imanes grandes, ondas de radio y una computadora para generar imágenes detalladas de los tejidos del cuerpo sin emplear rayos X. Para esta prueba, deberá recostarse dentro de un tubo grande mientras los imanes pasan alrededor de su cuerpo. La máquina hace mucho ruido. 

  • Angiografía por resonancia magnética. En esta prueba se usa tecnología por resonancia magnética y un medio de contraste intravenoso para que puedan verse los vasos sanguíneos. El medio de contraste hace que los vasos sanguíneos se vean bien en la imagen por resonancia magnética. Eso se hace para que el médico pueda verlos.

  • Angiografía por tomografía computarizada. En esta prueba se usan rayos X y una computadora junto con un medio de contraste para generar imágenes detalladas del cuerpo. Permite observar imágenes de los vasos sanguíneos y los tejidos. Permite detectar si hay vasos sanguíneos estrechados.  

  • Angiografía. Esta prueba sirve para evaluar el grado de obstrucción de las arterias carótidas. Para hacerla, se toman radiografías mientras se inyecta un medio de contraste. El medio de contraste muestra la forma y el flujo de la sangre que pasa por las arterias mientras se toman las radiografías.

¿Cómo se trata la enfermedad de las arterias carótidas?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado general de salud. También, de la gravedad de la afección.

Si la arteria carótida está estrechada en menos de la mitad, por lo general se trata con medicamentos y cambios en el estilo de vida. Si el estrechamiento de la arteria está entre el 50 % y el 70 %, se pueden usar medicamentos o recurrir a una cirugía.

Los tratamientos médicos pueden incluir la información a continuación:

Cambios en el estilo de vida

  • Dejar de fumar. Esto puede reducir el riesgo de tener la enfermedad de las arterias carótidas y la enfermedad cardiovascular. Todos los productos con nicotina estrechan los vasos sanguíneos, incluidos los cigarrillos electrónicos. Esto disminuye la circulación de la sangre por las arterias.

  • Bajar el colesterol. Siga una dieta con un bajo contenido de grasas y colesterol. Coma abundantes verduras, carnes magras (que no sean rojas) frutas y granos con mucha fibra. No coma alimentos procesados, ni alimentos con mucha grasa saturada ni grasas trans. Si la dieta y el ejercicio no son suficientes para controlar el colesterol, podría necesitar medicamentos.

  • Bajar el nivel de azúcar en la sangre. Un nivel alto de azúcar en la sangre (glucosa) puede dañar la membrana que recubre las arterias carótidas. Controle los niveles de glucosa con una dieta con poca azúcar y ejercicio regular. Si tiene diabetes, podría necesitar medicamentos u otros tratamientos.

  • Actividad física. La falta de actividad física puede hacer que aumente de peso. Puede elevar la presión arterial y colesterol. El ejercicio puede ayudarlo a mantener un peso saludable y a disminuir el riesgo de tener la enfermedad de las arterias carótidas.

  • Bajar la presión arterial.La presión arterial alta provoca desgaste e inflamación en los vasos sanguíneos. Esto aumenta el riesgo de que se estrechen las arterias. En la mayoría de las personas, la presión arterial debe estar debajo de los 140/90 mmHg. En las personas con diabetes, la presión arterial puede ser aun más baja.

Medicamentos

Los medicamentos que pueden usarse incluyen los siguientes:

  • Antiagregantes plaquetarios.Estos medicamentos inhiben la capacidad de las plaquetas de la sangre de agruparse y formar coágulos. Incluyen la aspirina, el clopidogrel y el dipiridamol.

  • Medicamentos para el colesterol.Las estatinas son un tipo de medicamento que disminuye el colesterol. Estas incluyen la simvastatina y la atorvastatina. En los estudios se ha demostrado que algunas estatinas pueden disminuir el espesor de la pared de las arterias carótidas. Esto puede aumentar el tamaño de la abertura de la arteria.

  • Medicamentos para la presión arterial.Hay varios tipos de medicamentos que sirven para bajar la presión arterial.

Si una arteria carótida está estrechada entre un 50 % y un 70 %, podría necesitar un tratamiento más fuerte, sobre todo si tiene síntomas.

Si el estrechamiento de la carótida es de más del 70 %, se suele recomendar la cirugía. La cirugía disminuye el riesgo de tener un ataque cerebral después de tener síntomas como un AIT o un ataque cerebral menor.

Los tipos de cirugía incluyen los siguientes:

  • Endarterectomía de la carótida.Es una cirugía que permite extraer la placa y los coágulos de sangre de las arterias carótidas. Ayuda a prevenir los ataques cerebrales en las personas que tienen síntomas y que tienen un estrechamiento del 70 % o más.

  • Angioplastia de la carótida con colocación de stent.Esta es una opción para las personas que no pueden hacerse una endarterectomía de la carótida. Se usa un tubo muy pequeño (catéter) que se inserta en un vaso sanguíneo de la ingle. Se lo empuja hasta las arterias carótidas. Una vez que el tubo está en su lugar, se infla un globo pequeño que tiene en la punta. Esto permitirá abrir la arteria. Luego se coloca un stent, que es un tubo delgado de malla metálica. Se lo usa para mantener la arteria abierta.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la enfermedad de las arterias carótidas?

La principal complicación es un ataque cerebral, un cuadro que puede provocar una discapacidad grave y causar la muerte.

¿Se puede prevenir la enfermedad de las arterias carótidas?

Se puede prevenir o demorar esta enfermedad de la misma manera que se puede prevenir cualquier enfermedad cardíaca. Esto incluye lo siguiente:

  • Cambios en la alimentación.Coma alimentos saludables. Esto debe incluir el consumo abundante de frutas y verduras frescas. Coma carnes magras, como carne de ave y pescado. Consuma productos lácteos sin grasa o con bajo contenido de grasa. Limite el consumo de sal, azúcar, alimentos procesados, grasas saturadas y alcohol. 

  • Ejercicio.Procure hacer 40 minutos de actividad física entre moderada e intensa al menos 3 o 4 días a la semana, o como se lo indique su proveedor de atención médica.

  • Controle su peso.Si tiene sobrepeso, tome medidas para bajar de peso. 

  • Deje de fumar.Si fuma, deje de hacerlo. Inscríbase en un programa para dejar de fumar. Esto aumentará las probabilidades de lograrlo. Pregúntele a su proveedor de atención médica por los medicamentos recetados.

  • Controle el estrés.Aprenda maneras de manejar el estrés tanto en su vida familiar como laboral.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Conozca los síntomas de un ataque cerebral. Asegúrese que los miembros de su familia también los conozcan. Si cree que tiene síntomas de un ataque cerebral, llame al 911 de inmediato.

Información importante sobre la enfermedad de las arterias carótidas

  • La enfermedad de las arterias carótidas ocurre cuando la placa se acumula y causa el estrechamiento de estas arterias. Las carótidas envían sangre rica en oxígeno del corazón al cerebro.

  • El estrechamiento de las arterias carótidas puede provocar un ataque cerebral. Los síntomas de un ataque cerebral deben tratarse de inmediato.

  • Seguir una dieta saludable es una manera de disminuir el riesgo de tener enfermedad de las arterias carótidas. También puede ayudar hacer ejercicio, dejar de fumar, controlar la presión arterial y tomar los medicamentos adecuados.

  • Se puede corregir la obstrucción de las arterias carótidas con una cirugía o con una angioplastia con stent.

  • Es posible que la enfermedad de las arterias carótidas no presente síntomas. Pero si usted tiene factores de riesgo importantes, consulte con su proveedor de atención médica para que lo revise y le dé un diagnóstico.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.